EDIFICACIÓN ESPIRITUAL CRISTIANA EN GRACIA Y VERDAD

LA GRANDEZA DE CRISTO (N. Anderson)

INICIO / AUTORES y SECCIONES
T. B. BAINES
J. G. BELLETT
J. N. DARBY
EDWARD DENNETT
W. W. FEREDAY
F. W. GRANT
L. M. GRANT
H. E. HAYHOE
F. B. HOLE
WILLIAM KELLY
C. H. MACKINTOSH
E. J. THOMAS
WILLIAM TROTTER
W. H. WESTCOTT
G. V. WIGRAM
W. T. P. WOLSTON
Varios Escritos y Autores: A.E.BOUTER, E.N.CROSS, A.C. GAEBELEIN, F.WALLACE, N. NOEL...
ENLACES/LINKS

descarga_pdf_logo.jpg

LA GRANDEZA DE CRISTO

 

 

"Yo soy, el Alpha y la Omega, el Primero y el Último, el Principio y el Fin." (Apocalipsis 22:13 - VM)

 

N. Anderson

 

 

Todas las citas bíblicas se encierran entre comillas dobles ("") y han sido tomadas de la Versión Reina-Valera Revisada en 1960 (RVR60) excepto en los lugares en que, además de las comillas dobles (""), se indican otras versiones, tales como:

 

JND = Una traducción literal del Antiguo Testamento (1890) y del Nuevo Testamento (1884) por John Nelson Darby (1800-82), traducido del Inglés al Español por: B.R.C.O.

RVR1977 = Versión Reina-Valera Revisión 1977 (Publicada por Editorial Clie).

VM = Versión Moderna, traducción de 1893 de H. B. Pratt, Revisión 1929 (Publicada por Ediciones Bíblicas - 1166 PERROY, Suiza).

 

 

En este breve, sencillamente redactado, y sin embargo sorprendente versículo está retratado para nosotros aquello que exige nuestra atención, provoca nuestra alabanza, y hace que nos inclinemos en adoración. Estas cosas son descriptivas de algunas de todas las variadas glorias de Aquel que ha cautivado nuestros corazones y los ha ganado para Dios — ¡Jesús! ¡Precioso Nombre! Nombre que abarca, tal como lo hace, Su gracia tendente a descender y Su senda de perfección infinita; de completo sometimiento a la voluntad de Dios y de acuerdo con ella; de consagración al Padre y de gracia superlativa para los hombres. Fueron bien dichas esas palabras: —

 

'Tu nombre circunda toda gracia

Que Dios como Hombre pudo mostrar;

Sólo Él pudo perfilar completamente allí

Una vida divina abajo.' [*]

 

[*] N. del T.: traducción libre de la segunda estrofa del himno 'JESUS --- how much Thy name unfolds. Compuesto por Mary Bowley (Mrs Peters) (1813-1856)

 

El corazón, deleitándose en la fragancia de aquel Nombre que es como "ungüento derramado", se deleita en contemplar algunos de los mayores misterios de la fama de Aquel que la llevó, nuestro Señor Jesucristo, el Unigénito y bien amado Hijo de Dios.

 

"El Alfa y la Omega"

 

La primera y la última letras del alfabeto Griego, describen el hablar de Dios, trayendo ante nosotros la gloria de nuestro Señor como la Palabra o el Verbo. Aquel que estaba en el principio con Dios, una Persona inconfundible; y era Dios, coeterno y coigual, fue completamente competente para expresar a Dios siempre que la expresión fuese requerida. Toda comunicación de Dios a la criatura fue a través de la Palabra. Si los profetas fueron usados en tiempos pasados en el hablar parcial de Dios, ellos hablaron por el Espíritu de Cristo que estaba en ellos (1ª. Pedro 1:11 y 1ª. Pedro 3:19). En estos postreros días Dios ha hablado plenamente en la Persona del Hijo (Hebreos 1:2 – JND), y nosotros aprendemos así que Cristo, como el Alfa y la Omega, es Aquel en quien Dios es dado a conocer; en Él la vida eterna, la vida de Dios ha sido manifestada; Él es la PALABRA, el VERBO (Juan 1:1), y Él es la PALABRA DE VIDA o el VERBO de VIDA (1ª. Juan 1:1). El Señor Jesús es Aquel por medio del cual Dios ha sido revelado en la plenitud de Su naturaleza como Luz y Amor. La vida eterna que todos los creyentes tienen — una vida que tiene el carácter distintivo de que está "con el Padre" (1ª. Juan 1:2) ha sido manifestada en Él. Toda bienaventuranza ha sido traída cerca del hombre, mediante revelación, en Él la Palabra eterna.

 

Si nosotros contemplamos la santidad de Dios la cual necesita la remoción en juicio de todo lo que es contrario a ella — todo aquello que ha rechazado la bendición divina en cualquier modo en que ella ha sido presentada — esto encuentra también su expresión en Alfa y Omega. Apocalipsis 19: 11 al 16 nos presenta una vislumbre del cielo abierto para que nosotros podamos contemplar a Uno que es fiel y Verdadero, el cual juzga y hace la guerra en justicia, saliendo del cielo a herir a las naciones y a pisar el lagar del vino del furor de la ira del Dios Todopoderoso, y Su Nombre es "el Verbo (la Palabra) de Dios." Ya sea que Dios se manifieste en gracia o en juicio, Él es manifestado en Aquel que es el Verbo Eterno, el Alfa y la Omega — Jesús.

 

"El principio y el fin"

 

Esto comunica el pensamiento de actividad o realización. La obra de creación es, en la Escritura, adscrita al Hijo. Él fue siempre el Agente de la actividad de la Deidad. El universo surgió a la existencia por la Palabra de Su poder.

 

"Porque por él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, las visibles y las invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él." (Colosenses 1:16 – RVR1977).

 

Él es el Principio, el Autor de toda cosa creada. La creación del hombre fue el resultado del consejo divino. Dios — Elohim — Padre, Hijo y Espíritu Santo — participaron por igual en ello, pero el acto de crear es atribuido al Hijo. Él es el principio y Él es el Fin. Él es el Objeto para el cual todas las cosas son creadas. Él, el Hijo, fue constituido "heredero de todo" (Hebreos 1:2) en propósito eterno; esto necesitó la creación de todas las cosas. Él será honrado, sin embargo, por todos los ámbitos de la creación. Después, también, en cuanto a la Nueva Creación, Él es el Principio, el cual es el Primogénito de entre los muertos, y el final en perspectiva es "que en todo [Él] tenga la preeminencia." (Colosenses 1: 16 al 18).

 

Oiga usted Su Palabra en Juan 4:34, "Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra." En Juan 17:4, como anticipación de la consumación de la obra de redención, ". . . he acabado la obra que me diste que hiciese"; y también en Juan 19:30, cuando estaba colgado en la cruz, "Consumado es." Creación, Redención, y Juicio, son la obra de Aquel que es el Hijo, Jesús, el Principio y el Fin.

 

"El Primero y el Último"

 

El hablar de Dios, el hacer de Dios, han hallado una vía para el cumplimiento por medio de Él, y en esta expresión nosotros consideramos ahora aquello que Le describe a Él en la gloria y majestad de Su existencia. Él es el gran "YO SOY" (Isaías 41:4 – VM: "¿Quién lo ha obrado y lo ha hecho? Yo que llamo las generaciones desde el principio: yo Jehová, el primero de todos; y junto con los últimos, el mismo soy yo"); además, Isaías 44:6; Isaías 48:2). Lo que Él es en Su propio Ser—más allá de todo lo que ha sido revelado—es indicado en este título, "el Primero y el Último."

 

Como Aquel que ha entrado en el estado del hombre en aspecto humilde, en quien Dios ha hablado y actuado, el diablo Le ha atacado y ha procurado llevarle a descender, en la estimación de criatura, ¡al nivel de la criatura! Hay algunos que Le reconocerán como Creador y Redentor-- ¡pero no obstante una criatura! ¡Qué blasfemia es ello! Decir esto acerca de Él, aunque Él es descrito por los tales como la criatura más elevada en el universo, es una negación de la enseñanza de la Palabra de Dios y un insulto a Su majestad. Él es el Cristo, "¡el cual es sobre todos, Dios bendito para siempre!" (Romanos 9:5 – VM).

 

Él es Aquel que existe por Sí mismo. Todopoderoso, Eterno. En Humanidad Él es saludado en términos de igualdad, "Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre." (Salmo 45:6). ¡Dios saluda a Dios! Oh, la gloria y el misterio de la Persona de Jesús. Él dijo de Sí mismo, "Antes que Abraham fuese, yo soy." (Juan 8:58).

 

Además, el Espíritu Santo registra también en Juan 12:41, "Isaías dijo esto cuando vio Su gloria, y habló acerca de él."

 

Lea usted estas preciosas Escrituras de verdad – Juan 8, Juan 12 y Hebreos 8 — medite usted acerca del triple testimonio rendido a Aquel a quien los hombres despreciaron y menospreciaron, el Hijo que se hizo Hombre, nuestro Señor Jesucristo—"el PRIMERO y el ÚLTIMO." ¡Regocijaos en que la Escritura no puede ser quebrantada!

 

Aunque todo esto es verdad acerca de Él y fue presentado en testimonio a los hombres — la gloria de Su Persona, Su obra, y Su Palabra — ¿se encontró Él con aclamación unánime? ¡No! Juan 10:19 y Juan 7:43, testifican que ellos se dividieron acerca de lo que Él decía, de lo que Él hacía, y de quién es Él.

 

Alabado sea Dios porque nuestros ojos fueron abiertos mediante la gracia como el hombre en Juan 9. Siendo presentados al Hijo de Dios creyendo, nosotros nos inclinamos a Sus pies, Le adoramos a Él — "el Alfa y la Omega, el Principio y el Fin, el Primero y el último."

 

El Espíritu de Dios profundizaría en nosotros la apreciación de Cristo como Aquel en quien el hablar — el hacer — y la existencia de Dios nos son presentados en esta asombrosa Escritura.

 

'La mención de Tu Nombre

Hará que nuestros corazones

Se inclinen para adorarte;

Tú, El señalado entre diez mil,

Cuyo amor nos ha hecho libres'

 

N. Anderson

Publicado originalmente en Inglés bajo el título:
THE GREATNESS OF CHRIST, by Norman Anderson
Traducido con permiso
Publicado por:
www.STEMPublishing.com
Les@STEMPublishing.com

Versión Inglesa
Versión Inglesa