EDIFICACIÓN ESPIRITUAL CRISTIANA EN GRACIA Y VERDAD

8. SATANÁS DESATADO POR UN POCO DE TIEMPO, EL GRAN TRONO BLANCO, EL ESTADO ETERNO (F. G. PATTERSON)

INICIO / AUTORES y SECCIONES
J. G. BELLETT
J. N. DARBY
EDWARD DENNETT
W. W. FEREDAY
F. W. GRANT
L. M. GRANT
F. B. HOLE
WILLIAM KELLY
C. H. MACKINTOSH
F. G. PATTERSON
G. V. WIGRAM
W. T. P. WOLSTON
Escritos de otros Autores: A.E.BOUTER, E.N.CROSS, A.C. GAEBELEIN, F.WALLACE, N. NOEL...
ENLACES/LINKS

MOBI

EPUB

LOS CAMINOS DE DIOS

 

Gobierno, Gracia, y Gloria

 

Frederick G. Patterson

 

De la Revista "The Bible Treasury", Vol. 5, 1865-1865

 

Todas las citas bíblicas se encierran entre comillas dobles ("") y han sido tomadas de la Versión Reina-Valera Revisada en 1960 (RVR60) excepto en los lugares en que, además de las comillas dobles (""), se indican otras versiones, tales como:

 

LBLA = La Biblia de las Américas, Copyright 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation, Usada con permiso.

 

Capítulo 1. — El Alcance General de los Tratos de Dios.

Capítulo 2. — La historia Pasada del Pueblo de Israel

Capítulo 3. — Los Tiempos de los Gentiles y Su Juicio.

Capítulo 4. — La vocación de la Iglesia, y Su Gloria.

Capítulo 5. — La Corrupción de la Cristiandad.

Capítulo 6. — El Juicio de Israel y de las Naciones introductorio del Reino.

Capítulo 7. — La Gloria, o Reino.

Capítulo 8. — Satanás desatado por un poco de tiempo, el Gran Trono Blanco, y el Estado Eterno.

Capítulo 9. — Conclusión.

 

Capítulo 8. — Satanás desatado por un poco de tiempo, el Gran Trono Blanco, y el Estado Eterno.

 

 

 

Después del fin del reino, antes que Cristo entregue el reino al Padre, y Dios sea "todo en todos" (1ª. Corintios 15:28), nosotros encontramos otro testimonio de la ruina del hombre. Habiendo contemplado a Cristo, y habiendo sido puestos en medio de las bendiciones del reino y de haber sido rodeados por ellas, aun así nos enteramos que el hombre es siempre lo mismo. Nosotros tuvimos el testimonio de la Escritura con respecto a que todos los que están al comienzo del reino son justos. Los habitantes del mundo habían aprendido justicia por medio de los juicios que lo introdujeron, pero nosotros no tenemos el mismo testimonio en cuanto a los que nacerán durante la duración del reino. Y la escena final nos demuestra el hecho de que la gracia, y nacer de nuevo, son tan necesarios entonces, como lo son ahora, para que el hombre sea llevado a Dios. Es evidente, de esto, que habrá un deterioro durante la duración del reino.

 

Después del término del reino, Satanás es soltado por un poco de tiempo, y sale a los cuatro ángulos de la tierra (él nunca regresa a las regiones celestes), y así las naciones son puestas a pruebas por última vez, y los no renovados caen, el número de los cuales es como la arena del mar, en sus manos. Los que son engañados así, suben contra el campamento de los santos en la tierra, y son destruidos por el fuego del juicio de Dios — son separados así de los fieles por el juicio. Satanás es lanzado entonces en el lago de fuego, donde la bestia y el falso profeta habían estado, después de lo cual el gran trono blanco es establecido; y la tierra y los cielos huyen de la presencia de Aquel que está sentado en él; y no se halló lugar para ellos. Los inicuos muertos están de pie delante del trono, y son juzgados por Aquel que juzga el secreto de los hombres (Romanos 2) ¡y el que los conoce! Este juicio es según las obras de ellos, y la responsabilidad de ellos. El libro de la vida fue abierto pero ninguno de ellos fue hallado inscrito en él, y ellos son lanzados en el lago de fuego. La muerte, el último enemigo, es destruido, y el Hades, el lugar de los espíritus que han partido, ya no existe más; todo su contenido es lanzado en el lago de fuego. {Apocalipsis 20}

 

"Entonces vendrá el fin, cuando El entregue el reino al Dios y Padre, después que haya abolido todo dominio y toda autoridad y poder. Pues Cristo debe reinar hasta que haya puesto a todos sus enemigos debajo de sus pies. Y el último enemigo que será abolido es la muerte. Porque DIOS HA PUESTO TODO EN SUJECIÓN BAJO SUS PIES. Pero cuando dice que todas las cosas le están sujetas, es evidente que se exceptúa a Aquel que ha sometido a El todas las cosas. Y cuando todo haya sido sometido a El, entonces también el Hijo mismo se sujetará a aquel que sujetó a El todas las cosas, para que Dios (Padre, Hijo, y Espíritu Santo) sea todo en todos." (1ª. Corintios 15: 24-28 – LBLA).

 

El estado eterno sigue a continuación, cielos nuevos y tierra nueva "en los cuales mora la justicia" (2ª. Pedro 3), no en los cuales "para justicia reinará un rey" (Isaías 32:1), sino "en los cuales mora la justicia", porque todas las cosas han sido llevadas a un orden y sujeción plenos, de modo tal que la bendición emana de Dios. ¡Dios mora entre los hombres! No obstante, en este estado de bienaventuranza suprema nosotros encontramos que la Esposa, la Nueva Jerusalén, tiene su propio lugar peculiar, ¡ella es el tabernáculo de Dios entre los hombres! {Apocalipsis 21:3}. Él enjuga toda lágrima, y ya no hay muerte, ni hay más dolor, ni llanto, ni clamor, ni dolor; porque las cosas de antes (las primeras cosas), relacionadas con el pecado, han pasado. El vencedor tiene a Dios como su Dios, y él será su Hijo. Y no obstante — pensamiento solemne para los que se oponen a la verdad — aun en este estado eterno, cuando el reino intermedio del Cordero haya pasado, y Dios sea todo en todos, el castigo eterno continúa a través de los interminables siglos de la eternidad, uno al lado del otro, ¡con la bendición eterna! A Dios "sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén." (Efesios 3:21).

 

NOTA — Es posible que nosotros hayamos observado que en Apocalipsis 20 y parte de Apocalipsis 21, es seguida por la descripción del estado milenial de la Desposada, la Esposa del Cordero. El capítulo 20 comienza con Satanás siendo atado al comienzo del reino, y continúa a lo largo del tiempo del reino, o 1000 años, hasta el versículo 7, se ocupa después del intervalo de los últimos actos de maldad de Satanás cuando es desatado por un poco de tiempo; y finalmente el juicio de los muertos, y la destrucción del último enemigo, la muerte, antes que Cristo entregue Su reino a Dios (a Aquel que es Padre), y Dios es todo en todos; de modo que los versículos 1-8 del capitulo 21 siguen en su orden consecutivo hasta el estado eterno, tal como los versículos que hemos citado en 1ª. Corintios 15. Después, el Espíritu comienza a describir aquello que no había sido presentado antes, las glorias mileniales de la Jerusalén Celestial, durante los días del reino, como es evidente de los versículos 10, 14, 26, y los versículos 1 y 2 del capítulo 21. La división en capítulos y versículos ha desconectado así el orden verdadero.

 

F. G. Patterson

 

Traducido del Inglés por: B.R.C.O. – Octubre 2017.-


Título original en inglés:
THE WAYS OF GOD, by F. G. Patterson 
Traducido con permiso

Versión Inglesa