EDIFICACIÓN ESPIRITUAL CRISTIANA EN GRACIA Y VERDAD

UNIDAD, NO UNIFORMIDAD (J. T. Mawson.)

INICIO / AUTORES y SECCIONES
H. C. ANSTEY
J. N. DARBY
EDWARD DENNETT
W. W. FEREDAY
L. M. GRANT
F. B. HOLE
WILLIAM KELLY
C. H. MACKINTOSH
F. G. PATTERSON
H. H. SNELL
G. V. WIGRAM
W. T. P. WOLSTON
Escritos de otros Autores: A.E.BOUTER, E.N.CROSS, A.C. GAEBELEIN, F.WALLACE, N. NOEL...
ENLACES/LINKS

MOBI

EPUB

Para oír o descargar pulse este botón

UNIDAD, NO UNIFORMIDAD

 

J. T. Mawson

 

Magazine Ministry

 

Todas las citas bíblicas se encierran entre comillas dobles ("") y han sido tomadas de la Versión Reina-Valera Revisada en 1960 (RVR60) excepto en los lugares en que, además de las comillas dobles ("") se indican otras versiones mediante abreviaciones que pueden ser consultadas al final del escrito.

 

Hay millones de creyentes en la tierra en todos los cuales mora el Espíritu Santo, y siendo habitados por Él, ellos son formados en un solo cuerpo: "Pues por un mismo Espíritu todos fuimos bautizados en un solo cuerpo". (1ª. Corintios 12: 13 – LBLA). Esto es lo que explica el hecho de que en el corazón de cada creyente en el cual el Espíritu de Dios no es contristado, existe un deseo ferviente de comunión con otros Cristianos, y es esto lo que hace que ellos se irriten ante la tiranía de vínculos y barreras sectarios. Los instintos del Cristiano son fieles a la unidad que el Espíritu Santo ha formado.

 

Es común que los hombres se esfuercen en pos de la uniformidad; pero uniformidad no es unidad. La unidad es obra de Dios; la uniformidad es la obra del hombre. Para satisfacer sus prejuicios y dar expresión a sus limitadas ideas, el hombre impondría a todos un mismo molde, y los que no aceptan el molde son desechados. Círculos cerrados de personas, sectas, y bandos, esterilidad y muerte, son los resultados indefectibles de esto dondequiera que ello se inmiscuye en la iglesia de Dios.

 

En un cuerpo no hay uniformidad, sino una gran diversidad; todos los miembros son diversos, no hay dos que tengan la misma función (Romanos 12: 4), pero cuando se someten al cerebro, y están llenos de los fluidos vitales, cada uno trabaja de manera constante y armoniosa por el bien del todo. Esto es unidad, y esta es la figura usada por el Espíritu para ilustrar el pensamiento de Dios para Sus santos en la tierra: ellos son en realidad "un solo cuerpo, leemos, "Ahora bien, vosotros sois el cuerpo de Cristo, y cada uno individualmente un miembro de él". (1ª. Corintios 12: 27 – LBLA). Es para la frustración y la destrucción de la expresión práctica de esta unidad que el diablo dobla sus energías. Y nada sirve mejor a su propósito que las normas y regulaciones que hacen los hombres, pues reducen la hermosa variedad que la sabiduría de Dios produce, a un nivel doblemente muerto.

 

Esta unidad no es meramente una teoría hermosa, un ideal para ser admirado por nosotros y luego dejarlo de lado como impracticable e imposible; es un hecho que debe regirnos y llenarnos con un ferviente deseo de mantener nuestra separación de las cosas malas que la estropean, y seguir esas realidades grandes y positivas que son la porción común de todos los santos, y procurar la bendición y la prosperidad de todos, para que ella pueda tener una expresión práctica a través de nosotros en la medida en que está en nosotros.

 

J. T. Mawson (1871-1943)

 

Traducido del Inglés por: B.R.C.O. – Julio 2019.-

 

Otras versiones de La Biblia usadas en esta traducción:

 

LBLA = La Biblia de las Américas, Copyright 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation, Usada con permiso.

Título original en inglés:
Unity not Uniformity, by J. T. Mawson
Traducido con permiso

Versión Inglesa
Versión Inglesa